Rabat: entre el Quartier Hassan, la Kasbah y el Palais Royal

Llegué a Rabat a mediodía, luego de un agradable trayecto en tren desde Marrakech que duró poco más de cuatro horas. Fue un viaje tranquilo y bastante cómodo, en un tren que no tiene nada que envidiar a muchos de los servicios Intercity que conocí en Europa. Desde la estación de trenes Rabat Ville, un…

Tu voto: