Zagreb: la historia de Kaptol, el colorido de Gradec y la elegancia de la Ciudad Baja


website translator plugin
El viaje a Zagreb desde Ljubljana duró poco más de dos horas. El tren siguió casi perfectamente el curso del río Sava, y me dejó en la Estación Central o Glavni Kolodvor ya entrada la noche. Si bien ese día el frío no era tan intenso, el aroma de la última lluvia aún se podía percibir en el aire. Las calles empedradas de la ciudad, reflejaban el brillo de las luces de los tranvías, mientras yo aguardaba el arribo del número 13, que en menos de diez minutos me llevó hasta Trg bana Josipa Jelačića, la plaza principal de la ciudad. De allí, caminé unos metros para llegar al Hotel Jagerhorn, uno de los más antiguos y mejor valorados de Zagreb, que además goza de una excelente ubicación sobre la calle Ilica.

Zagreb, que en su zona metropolitana suma más de un millón de habitantes, es una ciudad de típico estilo centroeuropeo. La capital de Croacia, es el centro de la vida cultural, política, del comercio y las comunicaciones del país. Localizada sobre la margen norte del río Sava, el área de Zagreb ha sido habitada desde el neolítico, y cuenta con un museo y parque arqueológico romanos en Ščitarjevo, un pueblo cercano al aeropuerto. Sin embargo, la historia le ha dado más protagonismo desde la Baja Edad Media, época en la cual surgieron dos asentamientos en colinas vecinas, y que hoy forman el centro histórico de la ciudad: Kaptol y Gradec.

Stube biskupa Duha son las escaleras del Obispo Duh, que descienden por la colina de Kaptol, hasta la muralla.
Stube biskupa Duha son las escaleras del Obispo Duh, que descienden por la colina de Kaptol, hasta la muralla.

En el año 1094, el Rey Ladislao I de Hungría, como parte de la expansión de su reino sobre el territorio croata, fundó una diócesis en el monte Kaptol, y nombró al primer obispo de Zagreb, un checo que se llamaba Duh. Enfrente de Kaptol y sobre otra colina se encontraba Gradec, que fue proclamada ciudad real libre en 1242, mediante una Bula de Oro otorgada por el Rey Béla IV. La pintoresca calle Ulica Ivana Tkalčića, coloquialmente llamada Tkalča, fue anteriormente el arroyo Medveščak, que dividía las poblaciones de Kaptol y Gradec. En honor al obispo, la escalera que une la calle Tkalčićeva y la calle Opatovina lleva su nombre.

Reloj de Sol en la Calle Tkalčićeva
Reloj de Sol en la Calle Tkalčićeva

Ambos asentamientos sufrieron los ataques enemigos que llegaban desde el este. Primero fueron los mongoles, que dañaron la catedral construida en Kaptol, y más tarde llegaron los turcos. Mientras Gradec había sido fortificada en el siglo XIII luego de la invasión de los mongoles, Kaptol recién tuvo sus murallas doscientos años más tarde, cuando el obispo decide fortificar la catedral y su residencia. Hoy en día se puede ver gran parte de las murallas que protegieron a ambos asentamientos a lo largo de la historia.

Desde el siglo XVI, Gradec fue la sede del Ban, el gobernador de Croacia delegado por el Reino de Hungría, y también allí se instaló el Parlamento. En el siglo XVII llegó el barroco a la ciudad, y cambió su aspecto significativamente. Las viejas casas de madera fueron demolidas y dieron lugar a opulentos palacios, monasterios e iglesias. Las ferias y el comercio, contribuyeron en gran medida a la riqueza de la ciudad, que recibió entonces a aristocráticas familias acomodadas, funcionarios y miembros del clero. La ciudad creció más allá de sus fronteras medievales y se extendió a las tierras bajas. Zagreb confirmó su posición como el centro administrativo, cultural y económico de Croacia.

Cuando en 1850 Kaptol, Gradec y los asentamientos circundantes se combinaron administrativamente en la ciudad integrada de Zagreb, el desarrollo fue aún mayor. Y a pesar del fuerte terremoto de 1880, Zagreb resurgió con la reconstrucción ya que se levantaron nuevos edificios públicos, se diseñaron los característicos parques, y se organizó el transporte urbano. En el siglo XIX la población se multiplicó por diez y el siglo XX trajo el estilo secesionista. La ciudad se industrializó significativamente en la década de 1960 y se extendió a lo largo de las llanuras junto al río Sava, donde se ha desarrollado un nuevo distrito de negocios.

DSC_0142ret
Las fachadas de los edificios le dan un marco colorido a la plaza principal: Trg bana Josipa Jelačića

Mi recorrido por la ciudad se inició a metros del hotel, en la plaza principal o Trg bana Josipa Jelačića. Ubicada en la Ciudad Baja o  Donji Grad, es el centro del transporte urbano y allí confluye la mayor cantidad de tranvías que circulan por Zagreb. La plaza ha sido renombrada varias veces. En su origen se la llamaba Harmica, según la palabra húngara que significaba “treinta”, en relación al impuesto aduanero que se pagaba allí por la mercancía. En 1848 recibe el nombre actual, dedicada al gobernador croata Jelačić, a quien se lo ve montado a caballo en una gran estatua instalada por la autoridades austríacas en 1866, a pesar de las protestas de quienes veían a Jelačić como un traidor. La estatua fue retirada en 1947 porque el gobierno de Yugoslavia acusaba a Jelačić de servidor de intereses extranjeros. La plaza entonces cambió de nombre para llamarse Plaza de la República o Trg Republike. Al desintegrase Yugoslavia en 1990, el papel histórico del gobernador se volvió a considerar positivo, la plaza recuperó su nombre y la estatua fue colocada nuevamente. Pero esta vez, se la instaló en la parte norte, y no mirando hacia Austria, sino hacia el sur.

El funicular de Zagreb conecta la Ciudad Baja con Gradec
El funicular de Zagreb conecta la Ciudad Baja con Gradec

Salí de la plaza por el lado oeste, y caminé por la concurrida calle Ilica unos cien metros, hasta llegar a un callejón que se abre hacia el norte: Tomićeva ulica. Desde la esquina pude ver el funicular de Zagreb o Zagrebačka uspinjača, que me llevó hacia Gradec. El funicular es un monumento cultural que fue construido a finales del siglo XIX. Tiene tan solo 66 metros de vías y sube unos 30 metros de altura en 55 segundos, lo que lo convierte en uno de los más cortos y empinados del mundo.

La Torre Lotrščak del siglo XIII
La Torre Lotrščak del siglo XIII

Saliendo del funicular, me topé con la icónica Torre Lotrščak o Kula Lotrščak, que data del siglo XIII. Fue construida para vigilar la puerta sur de la muralla de Gradec. En el siglo XIX,
se agregó un piso y nuevas ventanas a la torre, y en la parte superior se colocó el cañon Grič. Cada día desde 1877, una salva de cañón marca el mediodía exacto, algo que originalmente servía para dar la señal a todos los campaneros de las iglesias de la ciudad. Así que ya saben, si escuchan cañonazos, es mediodía en Zagreb.

El paseo panorámico de Zagreb: Strossmayerovo šetalište
El paseo panorámico de Zagreb: Strossmayerovo šetalište

Si bien la colina de Gradec no es demasiado elevada, las vistas panorámicas desde los distintos balcones hacia la ciudad son muy atractivas. Por ello, caminé a lo largo del paseo sur de la colina, llamado Strossmayerovo šetalište, que se extiende a izquierda y derecha de la estación del funicular, y es uno de los más bonitos lugares de la ciudad para tomar un descanso. Su nombre se debe al obispo y político más importante de la escena croata durante el siglo XIX. Si bien era invierno, el tibio sol del mediodía que asomaba a través de los castaños, hacía agradable el paseo.

La Iglesia de San Marcos o Crkva sv. Marka, en la plaza del mismo nombre
La Iglesia de San Marcos o Crkva sv. Marka, en la plaza del mismo nombre

Para conocer esta parte de Zagreb, me dirigí unos doscientos metros al norte del funicular y llegué a la Plaza de San Marcos o Trg Svetog Marka, que constituye el corazón de la Ciudad Alta, y la que en la Edad Media fuera la plaza del mercado de Gradec. Dominando la plaza se encuentra la Iglesia de San Marcos o Crkva sv. Marka, una iglesia románica del Siglo XIII que aún conserva parte de su estructura original. El techo gótico y el santuario se añadieron a finales del siglo XIV, junto con las quince estatuas que se interponen en nichos encima del portal del sur. Reconstruida sustancialmente en estilo neogótico a finales del siglo XIX, la iglesia es muy llamativa gracias a su colorido tejado, decorados con dos escudos: a la izquierda el del Reino de Croacia, Dalmacia y Eslavonia y a la derecha, el de la ciudad de Zagreb.

El Palacio de Gobierno Croata conocido como Banski dvori
El Palacio de Gobierno Croata conocido como Banski dvori

El Palacio de Gobierno o Banski dvori se encuentra en el número 1 de la plaza y es la sede del Gobierno de Croacia y la oficina del Primer Ministro. El palacio fue construido a principios del siglo XIX y fue la residencia de los Gobernadores o Ban de Croacia entre 1808 y 1918. Allí también vivió el legendario Ban Josip Jelačić. Del otro lado de la plaza, se levanta el edificio del Parlamento Croata o Hrvatski sabor, que ha sesionado allí desde 1737, aunque el palacio actual data de principios del siglo XX. Fue aquí donde los parlamentarios votaron a favor de cortar los lazos políticos con el Imperio Austrohúngaro en 1918 y con Yugoslavia en 1991.

Puerta de Piedra o Kamenita vrata, el único acceso antiguo a la Ciudad Alta. Sus nombres figuran en croata y alemán.
Puerta de Piedra o Kamenita vrata, el único acceso antiguo a la Ciudad Alta. Sus nombres figuran en croata y alemán.

En las paredes de los edificios alrededor de la plaza, los nombres de las calles tienen una particularidad, producto de haber cambiado varias veces en la historia. Los restauradores, quitando las capas de pintura de las fachadas, han dejado al descubierto los antiguos letreros en dos idiomas: los nombres croatas escritos en alfabeto latino y sus versiones alemanas en el gótico. Un ejemplo de ello lo vi en la Puerta de Piedra o Kamenita vrata, el único acceso antiguo a la Ciudad Alta. Esta puerta medieval, recibió su forma actual en el siglo XVIII, cuando se instaló en su interior la capilla de la Madre de Dios entorno a la pintura que sobrevivió por milagro a un incendio en 1731. Desde entonces, la Puerta de Piedra es un lugar de peregrinaje.

Bajé por la calle de la Puerta de Piedra y llegué a Radićeva ulica, una calle inclinada que me llevó desde la Ciudad Alta hasta la plaza principal. Las antiguas casas de madera muchas veces se incendiaban y por eso con el tiempo fueron reemplazadas por casas de ladrillo de varias plantas. En el siglo XIX, esta calle se convirtió en el centro comercial de la ciudad. Aproveché el tiempo en la plaza para tomar algo caliente, antes de continuar por la calle Splavnica y llegar al área de Kaptol. Entré por el mercado al aire libre más típico de la ciudad. Es el mercado de Dolac, donde los productores venden frutas, verduras, carnes y pescado desde bien temprano, y se encuentran productos de temporada de cualquier región del país. Allí fue donde compré algunos souvenirs croatas.

El campanario verde y dorado de la Iglesia de Santa María y detrás, una de las torres de la Catedral
El campanario verde y dorado de la Iglesia de Santa María y detrás, una de las torres de la Catedral

Escondida detrás del mercado, la iglesia barroca de Santa María o Sveta Marija data del siglo XVIII, y fue construida donde antes existió una iglesia cisterciense del siglo XIII. Su esbelto y brillante campanario verde y dorado, puede ser visto desde varios sitios, pero la ubicación de su entrada hace que sea difícil encontrarla. Está en un corredor debajo de las arcadas que enlazan el mercado con la calle Tkalčićeva.

Salí por la parte derecha de Dolac, y allí mismo estaba la majestuosa Catedral de la Asunción de la Virgen María que representa uno de los símbolos más conocidos de la ciudad. El Obispado de Zagreb se fundó en 1094 e inmediatamente después empezó la construcción de la catedral. Este santuario fue concebido en estilo gótico a finales del siglo XIII. Cuando los constructores iban a iniciar los trabajos del campanario, los turcos ya estaban acercándose a Zagreb, y tuvieron que interrumpirlos para construir las murallas de defensa de la ciudad. En el siglo XVII, cuando desapareció la amenaza, se empezó la construcción del campanario, de influencia barroca. En 1880, tras el fuerte terremoto, se inició la reconstrucción de la catedral en el estilo neogótico, momento en el cual obtiene su aspecto actual con sus dos delgadas torres, visibles desde cualquier parte de la ciudad.

La Fuente de la Madre de Dios y los Angeles, frente a la Catedral de Zagreb
La Fuente de la Madre de Dios y los Angeles, frente a la Catedral de Zagreb

Las murallas alrededor de la Catedral de Zagreb cuentan con tres torres y fueron construidas durante la invasión turca. Se levantaron entre 1512 y 1521. Durante la reconstrucción de la catedral a finales del siglo XIX, se destruyó la torre que estaba delante de la entrada para abrir la vista hacia la Catedral, y delante de ella se levantó una fuente conformada por una columna con la escultura dorada de la Madre de Dios, y las de los cuatro ángeles que representan las virtudes cristianas: Fe, Esperanza, Castidad y Modestia.

La Casa Kallina, de estilo secesionista vienés
La Casa Kallina, de estilo secesionista vienés

Luego de haber recorrido Gradec y Kaptol, llegó el turno de la Ciudad Baja. Regresé a la plaza principal y me propuse caminar por las calles del centro comercial. Hice algunos metros por Ilica, luego bajé por la plaza donde se encuentra la Iglesia Ortodoxa Serbia, en una zona peatonal de ambiente relajado, con varios cafés y terrazas que son el fiel reflejo de la cultura de Zagreb. Enseguida llegué a la calle Masarykova. El objetivo allí era visitar el monumento a Nikola Tesla, el croata que para sus contemporáneos fue un mago, porque no entendían la mayoría de sus inventos y experimentos. También sobre esta calle, pude apreciar la famosa Casa Kallina, que fue construida a principios del siglo XX. La fachada está cubierta de coloridos azulejos ocres, celestes y azules. Un ejemplo del estilo secesionista vienés en Zagreb.

El Teatro Nacional Croata de Zagreb, en la Plaza del Mariscal Tito
El Teatro Nacional Croata de Zagreb, en la Plaza del Mariscal Tito

Continué caminando hacia el oeste algunos metros, hasta llegar a la Plaza del Mariscal Tito o Trg maršala Tita. Esta plaza es la última de una serie de ocho espacios verdes que forman el eje de planificación de la ciudad de Zagreb del Siglo XIX. Allí se encuentra el Teatro Nacional de Croacia o Hrvatsko Narodno Kazalište, inaugurado en 1895. La arquitectura del teatro es de estilo historicista, que imita las abundantes formas barrocas. Su fachada amarilla es muy llamativa, y la localización en medio de la plaza, hacen de este teatro una obra imposible de ser ignorada. Me senté algunos minutos en el parque, ya que de nuevo el sol le daba al invierno una tibieza muy placentera.

El parque Zrinjevac, uno de los que conforman la U verde de Zagreb
El parque Zrinjevac, uno de los que conforman la U verde de Zagreb

Recorrí varios parques, todos muy bien cuidados. Fueron diseñados siguiendo la forma de una U, de manera que se puede caminar por ellos, uno tras otro, y disfrutar de los bellísimos edificios o fuentes que se alzan en cada uno. En la otra parte de la U, diseñada siguiendo los patrones del ring de Viena, destaca el parque  Zrinjevac o Trg Nikole Šubića Zrinskog, también muy verde incluso en pleno invierno. Es difícil imaginar que hasta finales del siglo XIX en este lugar había mercado ganadero. Esta plaza se transforma en un elegante paseo con plátanos importados de Trieste, un pabellón para conciertos y variadas fuentes.

La caminata por el circuito de parques le dio a mi viaje una visión distinta de la que había tenido el primer día. Zagreb es una ciudad con historia y mucha vida cultural, pero también con espacios para relajarse y disfrutar al aire libre, en cualquier época del año. Y en invierno, solo hace falta abrigarse bien y llevar algún paraguas en el equipaje. Y por supuesto, muchas ganas de caminar.

© Todos los textos e imágenes (a menos que se indique lo contrario) son propiedad de Roberto Rodriguez y Viajemosblog (2014-2016).

Anuncios

35 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Abel dice:

    Gracias por este post tan bien escrito. Me resulta muy util. El proximo Mayo 2017 estare un dias en Zagred. Tambien llego en tren desde ljubliana. Me confirmas que es una ciudad bonita y que vale la pena.Gracias y un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es Abel, vale la pena estar unos días y recorrerla. Y en verano también la verás muy bonita. Saludos y gracias por tu comentario!

      Me gusta

  2. Cidrás dice:

    Nosotros la recorrimos en un día y nos gustó mucho. Un sorpresa porque habíamos leído que no valía mucho la pena

    Me gusta

    1. Hay que experimentarlo. Es una ciudad que sorprende gratamente. En que época del año han ido?

      Le gusta a 1 persona

      1. Cidrás dice:

        Hace una semana! 😉

        Me gusta

  3. restlessjo dice:

    Great coverage of a city that we don’t see too much of, Roberto. 🙂 I’d love to see a little more of Croatia.

    Me gusta

    1. Thanks for your comment Johanna. I like doing some cities off the beaten track. Zagreb is very interesting and a good option to combine with the lovely beaches of the Croatian Adriatic.

      Le gusta a 1 persona

  4. Lovely to revisit Zagreb through your lens. Thank you.

    Le gusta a 1 persona

    1. Thanks for your comment. Glad you enjoyed the post!

      Me gusta

  5. Paula dice:

    Me da mucho gusto ver tantas buenas fotos de mi ciudad. Mucha gracias por avisarme Roberto. Cuando estuviste aqui? Gracias por las informaciones tambien. Estoy feliz que te agrado 🙂

    Me gusta

    1. Hola Paula, estuve en Febrero. Muy bonita ciudad. Y por suerte el clima estuvo perfecto. Has estudiado español? Lo escribes muy bien. Dime, aún siguen reparando la catedral? Sin esos andamios afuera se vería genial.😊

      Me gusta

      1. Paula dice:

        Si, todavia y va tomar un tiempo mas. Lo bueno es que van a poner un acensor y sera genial subir alla. Yo hablo varios idiomas, espanol lo estudie sola. Gracias, Roberto.

        Le gusta a 1 persona

      2. Vamos a aprovechar la próxima vez y vemos Zagreb desde allí arriba. Felicitaciones por tu español Paula!

        Me gusta

  6. Abel dice:

    Que pena,yo voy en mayo 2017, me toca andamios por lo que dice Paula.Veo en fotos que afecta una de las torres. Del Lobo un pelo. Saludos

    Me gusta

  7. modaycalle dice:

    Me encanta Zagreb, es una de las pocas ciudades que me han transmitido ese sentimiento de “me gustaría vivir aquí“. Sin haberlo planeado, tuve la oportunidad de visitarla en octubre, diciembre y mayo y en cada época me pareció bella. Felicidades por tu blog, escribes muy bien y se nota que has tenido experiencias increíbles 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu comentario. Yo la conocí en invierno esta vez, y en verano hace unos años. En ambas ocasiones tuve también esa impresión. Además tiene una ubicación privilegiada. Me alegro te haya gustado.

      Me gusta

  8. Gran post Roberto, espero que te encuentres muy bien! Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Erick. Me alegro que te haya gustado. Saludos!

      Me gusta

  9. Jane Lurie dice:

    A beautiful post of a very picturesque and interesting city, Roberto. I was able to understand most of it 😉and enjoyed your terrific images.

    Le gusta a 1 persona

    1. Thanks for your nice comment Jane. I should have told you to use the translation page 😊

      Le gusta a 1 persona

      1. Jane Lurie dice:

        That’s ok, Roberto. It’s good practice~ muchas gracias. 😃

        Me gusta

  10. kutukamus dice:

    The side-by-side colors of ‘Harmica’ make it all the more interesting 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Thanks for your comment. I also like those colours!

      Le gusta a 1 persona

  11. Amy dice:

    What a great series, Roberto! Thank you so much for taking us there. So enjoy the tour! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Hi Amy, Thanks for your comment. Zagreb is a beautiful city yet to be discovered!

      Me gusta

  12. natuurfreak dice:

    Congratulations with such a great post with amazing photo’s

    Le gusta a 1 persona

    1. Thanks for your comment. Zagreb is a beautiful city. Architecture is fantastic and it has lovely parks. Worth a visit.

      Me gusta

  13. Seems to be a lovely place. Goes into my bucket list.

    Le gusta a 1 persona

    1. Indeed. Worth a visit! Thanks for your comment!

      Me gusta

  14. I am able to enjoy your photos more with a well written description. I hope that I can visit it too someday. Thanks for sharing. 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Thanks for your comment! It is a nice city to discover.

      Le gusta a 1 persona

  15. Dear Roberto, I can’t read your texts but I watched your photos. Zagreb seems to be a very interesting town. I’ve never been there so a new destination for me 😉 And thank you very much for following my blog 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Dear Awa, thanks for visiting my blog. Zagreb is a nice city to discover. Even though my blog is in Spanish, I have created a link for translation that includes Polish. You can go to the translation label in the right top corner of the menu and click there, and after that you need to choose the Polish flag. Then all the blog turns to Polish, choose the article and that’s it! Will you try? 🙂

      Le gusta a 1 persona

      1. Dear Roberto, I tried it but it’s a Google translator and it’s a bit … odd, I would say. It’s more or less understandable (the meaning) but it’t not much fun in reading (I can say so). So I’d rather stick to your photos and ask you questions, if needed 🙂

        Le gusta a 1 persona

      2. I know, just in case you needed. I think the English version is better. But you are right, pictures say it all! Enjoy!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s