Valletta: el valioso patrimonio de la capital de Malta


website translator plugin
La idea de viajar a Malta estuvo dando vueltas en mi cabeza durante mucho tiempo. La riqueza de su historia y patrimonio junto a las bellezas naturales, son los grandes atractivos de este país insular, ubicado a 93 kilómetros al sur de Sicilia y a 288 al este de la costa de África.

El archipiélago maltés está conformado por tres islas mayores: Malta, Gozo y Comino, y por otras tantas islas más pequeñas que no se encuentran habitadas. Con una superficie de 316 kilómetros cuadrados, la República de Malta tiene la densidad de población más alta de la Unión Europea.

Skyline de Valletta
Skyline de Valletta

Malta tiene una historia atrapante que ha estado definida significativamente por la posición estratégica que tiene en el Mediterráneo. Se cree que los primeros pobladores arribaron desde Sicilia durante la Edad de Piedra. En la Antigüedad, llegaron a Malta los fenicios, los griegos, los cartagineses y luego los romanos, que consideraban a la isla como parte de la provincia de Sicilia.

En la época medieval, luego de un breve dominio bizantino, Malta fue conquistada por los árabes, los que permanecieron allí durante más de doscientos años y dejaron una marcada influencia sobre el idioma maltés moderno. En el año 1090, con la llegada de los normandos de Sicilia, volvió la cristianización al archipiélago y se creó la nobleza maltesa, compuesta en su mayoría por inmigrantes italianos.

El paisaje típico de Valletta
El paisaje típico de Valletta

Dos siglos más tarde, Sicilia junto con Malta pasan a depender de la Corona de Aragón. El dominio hispano duró alrededor de doscientos cincuenta años, ya que en el año 1530, Carlos I de España otorgó las islas en arriendo permanente a los Caballeros Hospitalarios, que habían sido expulsados de Rodas algunos años antes. Y aquí es cuándo es necesario preguntarnos quiénes eran los Caballeros Hospitalarios y por qué es habitual confundir a Malta con la Orden que también lleva su nombre.

Para eso debemos ir un poco más atrás en la historia y entender el origen de la Orden de San Juan. En el año 1084, unos mercaderes napolitanos decidieron fundar en Jerusalén un hospital para peregrinos bajo la advocación de San Juan Bautista. Como el hospital se encontraba próximo a la Iglesia del Santo Sepulcro, la orden que lo administraba recibió el nombre de Orden de San Juan del Hospital de Jerusalén. Sin embargo, los cristianos estuvieron poco tiempo dominando Jerusalén, ya que cuando sobrevino la ofensiva musulmana, se vieron obligados a retirarse. En la búsqueda de una sede, la Orden de San Juan inició la conquista de Rodas, lo que pudo lograr en el año 1310, y fue a partir de entonces que los Caballeros Hospitalarios comenzaron a llamarse Caballeros de Rodas. Pero en algún momento de la historia la Orden de Rodas también perdió el dominio de esta isla, y los Caballeros comenzaron a deambular por Italia y Francia, hasta que el emperador español Carlos I les ofreció en arriendo la isla de Malta. Una vez instalados allí, los Caballeros adoptaron el nombre de Orden de Malta y continuaron con sus luchas contra los turcos. La Orden de Malta estuvo asentada en la isla hasta 1798, cuando Napoleón se apoderó del territorio. Podríamos decir que la orden estuvo virtualmente disuelta, con sus miembros asentados en distintas ciudades europeas durante muchos años, y organizados de formas distintas. Hoy se considera como su sucesora a la Soberana Orden de Malta, con sede en Roma, siendo su nombre completo Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta. Mi intención con este pequeño resumen es hacer notar que la isla fue la sede de una orden durante muchos años, pero no debemos confundir a la República de Malta con la Soberana Orden de Malta.

Volviendo a la conquista de Malta por parte de Napoleón, hay que hacer notar que ésta fue un tanto efímera. Los malteses se rebelaron y recibieron el apoyo de Gran Bretaña, que bloqueó las islas con sus barcos y logró la rendición francesa en el año 1800. Con esta situación, Malta pasó a ser un protectorado inglés, y también se abolió el idioma italiano.

Si bien Malta se independizó en 1964, los británicos continuaron ejerciendo un importante control del transporte y las comunicaciones. Recién en 1979, el país logró su libertad definitiva, y los británicos sólo dejaron en la isla las típicas cabinas de teléfono rojas y una gran predilección por el té.

En cambio, el legado que dejaron los Caballeros Hospitalarios en la isla fueron magníficos palacios y fortalezas, y es lo que vale la pena recorrer cuando se tiene un par de días para caminar por Valletta, la capital de la pequeña república, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.

Vista de Battery Street, Valletta
Vista de Battery Street, Valletta

La primera piedra de esta ciudad fue colocada en 1566 por el Gran Maestro de la Orden, Jean Parisot de la Valette. Arquitectos e ingenieros italianos planificaron la geometría de las fortificaciones y la red rectangular de calles de la ciudad. Para los amantes de la fotografía panorámica, es impactante la vista de Valletta desde las costas de las ciudades que la rodean. Sus murallas parecen advertir al visitante del poderío que existe en su interior. Es muy evidente que la ciudad ha sido planeada estratégicamente por los Caballeros, rodeada de bahías y elevada en medio del promontorio. Si bien en la Segunda Guerra Mundial fue fuertemente golpeada por los ataques aéreos alemanes e italianos, las murallas pudieron resistir los bombardeos.

Al observar el plano, la recorrida por la ciudad parecía una tarea sencilla. Sin embargo, cuando salí del cálido Osborne Hotel la primera mañana, noté que las calles tenían pronunciadas pendientes, inimaginables en tan pequeña superficie. Esas pendientes hacen que la geografía de Valletta sea en sí misma gran parte de su encanto.

Uno de los campanarios que flanquean la entrada de la Concatedral de San Juan, Valletta
Uno de los campanarios que flanquean la entrada de la Concatedral de San Juan, Valletta

Caminé hacia Republic Street, la arteria peatonal que me condujo a uno de los atractivos más importantes de la ciudad. Me refiero a la Concatedral de San Juan, conocida en maltés como Kon-Katidral ta’ San Ġwann, que comparte el status de catedral con la que se encuentra en la ciudad amurallada de Mdina.

Consagrada en 1578, la Concatedral de San Juan se muestra como una gran fortaleza. La austeridad es su característica externa más llamativa. Sin embargo, apenas crucé la puerta principal, el destellante esplendor de su decoración entró en escena, poniendo en evidencia el hecho de que en el año 1660, la nave fue transformada en una obra de arte del barroco.

El brillante altar de la Concatedral de San Juan, Valletta
El brillante altar de la Concatedral de San Juan, Valletta

Un brillante piso de mosaicos envuelve al visitante en un ambiente fastuoso, y el techo se convierte en un cielo repleto de coloridos frescos. Debajo de tantos mosaicos yacen los restos de cuatrocientos Caballeros Hospitalarios. A lo lejos, el impresionante altar de oro, plata y bronce acompaña la escena con gran protagonismo. A la derecha de la entrada, en el Oratorio, la obra maestra de Caravaggio, La decapitación de San Juan Bautista de 1608, es uno de los atractivos más visitados.

Edificio de la Main Guard en la Plaza de San Jorge, Valletta
Edificio de la Main Guard en la Plaza de San Jorge, Valletta

Salí de la Concatedral y volví a Republic Street, para seguir camino a la Plaza de San Jorge. Allí se encuentra otro de los tesoros de la ciudad: el Palacio del Gran Maestre, conocido en maltés como Palazz tal-Gran Mastru. Durante más de doscientos cincuenta años, este edificio construido entre 1573 y 1578, ha sido la sede del Gran Maestre, el líder de la Orden de los Caballeros de San Juan. En la actualidad funciona allí la Presidencia de la República de Malta y es la sede del Parlamento. Del otro lado de la plaza, el edificio de fachada neoclásica de la Main Guard que originalmente albergaba la guardia del palacio, hoy es sede de la Fiscalía General.

Los coloridos balcones de madera que caracterizan el paisaje de Valletta
Los coloridos balcones de madera que caracterizan el paisaje de Valletta

Bajé por la calle que se dirige hacia Fort Saint Elmo, y el paisaje se convirtió en un colorido entreverado de balcones de madera que sobresalían de los edificios. Estos balcones comenzaron a aparecer en la ciudad a mediados del siglo XVIII y gradualmente ganaron popularidad. Aunque se los comenzó a identificar como balcones típicamente malteses, en realidad derivan del tradicional mirador árabe, muy utilizado en el norte de África.

Si bien en sus orígenes eran de tonos rojizos por el tipo de madera utilizado en su construcción, con la llegada de los ingleses un particular tono de verde comenzó a ser el color oficial de los balcones de Valletta. Actualmente, se los ve de variados colores, desde rojo brillante hasta azul marino y púrpura.

Vista de Republic Street, con la Casa Rocca Piccola y sus verdes balcones en primer plano
Vista de Republic Street, con la Casa Rocca Piccola y sus verdes balcones en primer plano

Muy cerca de la Plaza de San Jorge, la Casa Rocca Piccola invita a los visitantes a recorrer sus más de cincuenta habitaciones. Este exquisito palacio, testigo de la época de los Caballeros Hospitalarios, fue construido en el siglo XVI y pertenece a una familia de nobles que ha decidido abrirlo al público.

El Albergue de Castilla, Valletta
El Albergue de Castilla, Valletta

Como vimos, en la pequeña superficie de Valletta existen magníficos palacios, y entre ellos destacan los que pertenecieron a siete de las ocho Lenguas en las que estaba dividida la Orden de San Juan. Uno de los más bonitos es el Albergue de Castilla, en maltés Berġa ta’ Kastilja, que albergaba originalmente a los caballeros de la Lengua de Castilla, León y Portugal. El edificio es actualmente la oficina del Primer Ministro de Malta y está situado en la Plaza de Castilla.

Fort Saint Angelo, visto desde los Upper Barrakka Gardens, Valletta
Fort Saint Angelo, visto desde los Upper Barrakka Gardens, Valletta

Aproveché el resto del tiempo en Valletta para recorrer sus amplios bastiones y murallas. En primer lugar, me dirigí a los Upper Barrakka Gardens, en maltés Il-Barrakka ta ‘Fuq, cercanos al Albergue de Castilla. Estos jardines públicos están hermanados con los Lower Barrakka Gardens, y ofrecen una maravillosa vista panorámica de la bahía, y del grupo urbano conocido como Las Tres Ciudades. Se trata de tres urbanizaciones fortificadas, algunas de la época medieval: Birgu, Senglea y Cospicua. Al asomarme a uno de los balcones de los jardines, el Fort Saint Angelo destacaba imponente en primer plano. Es una de las imágenes que siempre recordaré de Valletta.

Upper Barrakka Gardens, Valletta
Upper Barrakka Gardens, Valletta

Los jardines están situados en el nivel superior del Bastión de San Pedro y San Pablo. En el nivel inferior del bastión se encuentra la batería de cañones, que dejan oír sus salvas todos los días a las 12.00 y a las 16.00 horas. El parque es el punto más alto de las murallas de la ciudad, y sus vistas me mantuvieron entretenido mucho más tiempo del que había previsto.

Continué por la línea de la costa pasando por Victoria Gate, hasta llegar al Bastión de Saint Christopher, donde se encuentra el Memorial del Sitio de Malta, que recuerda el arribo a la isla del convoy Santa Marija durante la Segunda Guerra Mundial.

La cúpula de la Iglesia de Nuestra Señora de Liesse, sobre la costa de Valletta
La cúpula de la Iglesia de Nuestra Señora de Liesse, sobre la costa de Valletta

Las vistas de la caminata entre los Upper Barrakka Gardens y el Bastión de Saint Christopher son impresionantes. Un ejemplo de ello es el contraste del azul del mar con la cúpula roja de la Iglesia de Nuestra Señora de Liesse. Es uno de los circuitos que recomiendo hacer a pie para disfrutar a pleno lo que Valletta tiene para ofrecer.

Cuando planifiqué el viaje, no pensé que un país tan pequeño tuviese tantas sorpresas. Solamente Valletta merece al menos dos días para recorrerla. Una historia apasionante, su valioso patrimonio y los bellísimos paisajes, hacen de Malta un país mucho más grande de lo que parece.

© Todos los textos e imágenes (a menos que se indique lo contrario) son propiedad de Roberto Rodriguez y Viajemosblog (2015).

Anuncios

26 Comentarios Agrega el tuyo

  1. PatoPriano dice:

    En los alrededores y en un par de las islas hay restos arqueológicos fascinantes para visitar también!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, estuve en otros lugares de la isla, y a otros los conoceré en el futuro, pero merecen un post aparte! Como el puerto de Marsaxlokk!

      Me gusta

  2. BC dice:

    ¡Qué maravillosos balcones! Cuánto encanto en tan pequeña ciudad 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Sin duda es la ciudad de los balcones de colores! Y se está invirtiendo para preservarlos como patrimonio.

      Me gusta

  3. Jacintº dice:

    Una dilatada historia la de Malta. Espléndido reportaje Roberto, con unas imágenes de intenso colorido!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Jacinto. Me alegra saber que te haya gustado. Es una isla muy colorida en verdad, y creo haber aprovechado eso en mis fotos. Saludos y gracias por leer mi post!

      Le gusta a 1 persona

  4. Los balcones de colores en Malta son preciosos. Me recuerdan a otros similares en Lima, Perú.

    Me gusta

    1. Sí! Son muy similares, de madera también. Aunque en Lima, Perú son mucho más barrocos! Muchas gracias por tu comentario!

      Le gusta a 1 persona

  5. lumar1298 dice:

    Bella ciudad… Thanks for stopping by my blog…

    Le gusta a 1 persona

    1. Thanks for visiting mine. Malta has a lot to offer.

      Me gusta

  6. Leya dice:

    Wonderful shots – a place to visit! I have never been to Malta.

    Le gusta a 1 persona

    1. It is a beautiful island! A nice place to spend the winter too.

      Me gusta

      1. Leya dice:

        Are you there now, then?

        Le gusta a 1 persona

      2. Unfortunately not. I am in Buenos Aires now.

        Le gusta a 1 persona

  7. Hi Roberto, thank you very much for your follow which led me to your blog. I love Malta and seeing your images reminded me of my trip there a couple of years ago. I like your idea of the translation page 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Hi Sonia,
      I enjoy your blog very much too! Love the pictures in Australia and abroad! Malta was a big surprise to me. I went there in winter and the weather was very nice. Would like to go again and see the rest of Malta, Gozo and Comino. How was the translation? It is done by google and I think it’s not very accurate but helps non-spanish speaking visitors. Thanks for your comment!

      Le gusta a 1 persona

      1. Hi Roberto, I didn’t need the translation as I was born in Spain and although I left when I was a little girl, I can still understand Spanish albeit limited now. I think it’s a wonderful idea of yours to add that in. Was it hard to do?

        Le gusta a 1 persona

      2. So we can speak spanish then. It was difficult to find out how to do it, but then you realize it is simple. Just a new page with the links on it.

        Le gusta a 1 persona

  8. Abel dice:

    Malta es uno de los destinos que mas me seduce,esos balcones, ese color y ese puerto me matan!. Creo que lo hare junto con Sicilia, tan pronto como pueda!. No se cuando……pero me huele a maravilloso viaje!
    Tus fotos son muy lindas ……bellas!!!!, y los comentarios muy bien documentados e interesantes! Me alegra pasar por aca de vez en cuando!
    saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Abel por tus comentarios. Siempre eres bienvenido
      Sin duda Malta tiene mucho para ofrecer.

      Me gusta

  9. Paula dice:

    El viaje en Malta fue unos de mis preferidos y ver tus tomas me mostro algo diferente. Yo estuve alla un enero y trate de ver lo mas de la isla posible que lo menos tiempo lo pase en Valetta. Que isla! Que patrimonio!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es verdad es una hermosa isla. En invierno es una buena opción también! Gracias Paula!

      Me gusta

      1. Abel dice:

        Es que admiro mucho a los blogeros! Tu eres uno muy bueno. Eso hay que reconocerlo. Parece simple y no lo es! Me transmiten mucha felicidad al leerlos y no eres la excepcion! Debes escribir mas creo porque lo haces muy bien!.
        Te felicito de corazon!

        Le gusta a 1 persona

  10. Excelente relato este viaje a Malta. Las fotos preciosas. Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu comentario. Me alegro te haya gustado el post. Estuve leyendo el tuyo y es muy bueno también. Muy buen dato sobre los libros que recomiendas para el viaje.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s